lunes, 12 de octubre de 2009

Empezar a practicar Kendo

Un poco de historia:

A principios del siglo XVI aparecieron en Japón las primeras escuelas de esgrima que incorporaban un sistema de combate basado en mantener la espada envainada hasta el último instante, desenvainando rápidamente en función del ataque del adversario. Originalmente, este sistema se llamaba Iai Jutsu.

Éste se practicaba desde el siglo XIII en la forma tradicional de kata, no habiendo ningún combate libre y el entrenamiento se enfocaba exclusivamente a la eficacia en el combate real. A lo largo de los siglos se desarrollaron los elementos que constituyen el actual equipo protector (bogu) y también apareció la espada de bambú llamada Shinai.

Actualmente:

El Kendo forma parte de la enseñanza escolar y tiene una gran popularidad por sus virtudes formativas, ya que se desarrollan habilidades físicas y mentales con las que enfrentarse a la vida y alcanzar un nivel espiritual. En Japón los alumnos recitan al comienzo de cada clase su Dojo-kun, en el cual consta la idea y valores esenciales para la formación de los practicantes.

Las artes marciales tradicionales no son conocidas por la gran mayoría, ya que se ignora los beneficios que se pueden obtener al efectuar estas disciplinas. Para ello se necesita una constancia que a los jóvenes resulta “incómoda”, pues se requiere perseverancia, sacrificio y disciplina.

La amplitud del Kendo va desde un aspecto meramente deportivo (Shiai) , hasta la práctica de las formas tradicionales (Kendo no kata) , pasando por un marcado desarrollo de los valores de la persona. Todo esto lo hace difícil de definir, ya que es algo más que un arte marcial, y algo más que un deporte competitivo. Es un estilo de vida.

Men ari

El atuendo para la práctica de Kendo:

Partes de la armadura:

Men: Es el casco, tiene una rejilla en la parte delantera llamada mengane para proteger la cara.

Tenugi: No es propiamente armadura, pero se utiliza junto al men. Es un pañuelo que se coloca entre la cabeza y el men, su función es amortiguar un poco los golpes y recoger el sudor de la cabeza y los cabellos para que no entren en los ojos.

Kote: “guantes” que protegen las manos y los antebrazos.

Tare: Protector de la parte abdominal. En el centro está el zekken, donde normalmente se indica el nombre (o apellido) del practicante y el país de procedencia y/o el nombre de su dojo.

Dō: Protector del tórax y abdomen. La parte superior se llama mune. La parte inferior se denomina do-dai.

La ropa:

A la gruesa chaqueta, fabricada de algodón, se le llama Keikogi, y el pantalón (que parece una falda larga) Hakama.

El shinai:

Está formado por cuatro varillas de bambú, que es un material muy flexible; Lo componen la empuñadura (tsuka), la guarda (tsuba), entre la punta en cuero (sakigawa) y el cuero que cubre la tsuka, se extiende una cuerda (tsuru), ceñida en su primer tercio por una pieza en cuero (nakayuki). El tsuru representa el contrafilo y su opuesta el filo de la katana.

Hay diferentes tallas: van de la 39 (para los hombres) hasta la 32 (para niños que están cursando primaria). Todo depende en la altura y el peso del practicante.

El proceso del Kendo:

Los principiantes siempre empiezan a entrenar sin la armadura (bogu). Se aprenden las técnicas de desplazamiento, cómo utilizar bien el shinai, se aprende a coordinar, y se hace muchísima práctica de base (suburi, etc.) y algunas técnicas sencillas. Hasta que no se domina la base del Kendo, el desplazamiento y se sabe utilizar el shinai, no se practica Kendo con bogu.

Después casi todos los ejercicios se realizan con el bogu puesto. Se aprenden técnicas que deben ser pulidas y repetidas muchísimas veces, para conseguir hacerlas correctamente. Se hacen series y ejercicios por parejas (normalmente). También se hacen combates, y a medida que se va mejorando, se puede participar en torneos o competiciones. Los cursos dentro y fuera de la ciudad también son habituales, y fomentan el intercambio con otros practicantes de Kendo de otras escuelas y países.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada